in

Matan a tiros a Frank Cali, el líder de la familia Gambino en Nueva York

Imagen de Frank Cali, el jefe mafioso de la familia Gambino, tomada en 2008 –

El jefe mafioso, de 53 años, recibió seis disparos en el pecho frente a su domicilio y habría sido atropellado posteriormente

No es ningún secreto que la vida del mafioso tiene en la mayoría de las ocasiones solo dos salidas: la cárcel o el cementerio. Cuando un miembro de la mafia comienza su carrera delictiva asume que ese peligroso «juego» tiene una fecha de caducidad establecida. La violencia entre rivales en la lucha por ostentar el mayor poder posible llega hasta límites insospechados y los clanes ajustan sus cuentas con una crueldad inhumana propia de las características del hampa.

Por eso no es de extrañar el salvajismo utilizado para matar a Francesco «Frank» Cali. El jefe mafioso, líder de la familia Gambino, fue asesinado el miércoles sobre las 21.20 horas frente a su domicilio en Nueva York. Sus verdugos estaban esperándole y le descerrajaron seis disparos en el pecho para posteriormente, según informan medios estadounidenses, atropellarlo con una camioneta para asegurarse que el delincuente no salía con vida de aquel asunto.

Frank Cali, de 53 años, quedó tirado en el suelo. De hecho, llegó a ser trasladado al Hospital Universitario de Staten Island, pero allí solo certificaron su muerte. El suceso, a todas luces un ajuste de cuentas, ocurrió frente a la vivienda del jefe mafioso en el barrio de Todt Hill de Staten Island, una zona de influencia en el peligroso mundo de la mafia. ¿Su condena? Ser el líder de la familia Gambino, una de las cinco que integran la mafia siciliana en Nueva York.

La familia Gambino se dedica a todo tipo de actividades delictivas. De hecho, prueba de su potencial es que llegó a ser considerada la mayor organización criminal de Estados Unidos, pero los golpes que le asestó la Policía a su estructura organizativa propició una caída en la década de los 90, perdiendo su posición preponderante en el hampa. Con el asesinato de Frank Cali, la familia Gambino queda tocada de muerte, aunque en la mafia se sigue la máxima de «A rey muerto, rey puesto» para continuar con el lucrativo negocio criminal.

La muerte de Frank Cali supone el primer asesinato de un jefe mafioso en más de 30 años en Nueva York, desde que John Gotti encargarse matar a Paul Castellano, entonces líder de la familia Gambino, para tomar el poder por la fuerza en 1985. No obstante, Gotti cayó a finales de los 90 gracias al chivatazo de Salvatore Gravano al FBI, en una operación en la que varios jefes mafiosos fueron detenidos.

A Frank Cali le esperaba tarde o temprano la cárcel o el cementerio. Había vivido la mafia y las actividades delictivas desde muy pequeño. Nació en 1965 en Nueva York y sus padres eran de Sicilia. Pronto estuvo involucrado en la mafia neoyorquina, donde supo ir ascendiendo peldaños organizativos. De hecho, entre 2008 y 2009 cumplió 10 meses de prisión por un delito de extorsión, pero un lustro después logró hacerse con el control de la organización. Con la muerte de Frank Cali cae uno de los mafiosos de referencia en Nueva York. El hampa neoyorquino pierde un embajador.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

El Senado de EE.UU. aprueba una medida para acabar con su implicación en Yemen

Beto O’Rourke anunciará hoy su candidatura a la presidencia de EE.UU.