in

Guaidó anuncia una huelga general escalonada en la Administración pública de Venezuela

Juan Guaicó, durante la rueda de prensa posterior a su reunión con los sindicatos –

El presidente interino llevará al Parlamento «una Ley de Amnistía para los trabajadores» despedidos y que sufren la represión del régimen de Maduro

En su reunión con miembros de 600 sindicatos de trabajadores y empleados públicos, incluidas las centrales oficialistas, el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, baraja la posibilidad de lanzar en los próximos días una huelga general escalonada en la Administración pública para aumentar la presión contra el régimen de Nicolás Maduro.

En la reunión con diversos sectores, incluidos los petroleros bajo control de la Administración, los dirigentes sindicales manifestaron su descontento con el régimen y las variadas formas de coacción a las que son sometidos, como el chantaje y el despido si no apoyan las marchas y manifestaciones políticas de los jerarcas chavistas.

En Venezuela la nómina pública de trabajadores, funcionarios y empleados pasa de los tres millones en la Administración, incluyendo los ministerios, los 335 municipios, las 23 gobernaciones y la Fuerza Armada Nacional (FAN). A ello se suma una nómina paralela o fantasma de contratados y tarifados, como milicianos, colectivos armados y no, y de bandas paramilitares, que se mantiene en secreto.

Guaidó aseguró que el 90% de los empleados públicos está a favor de la ruta que ha trazado para acabar con la dictadura de Maduro, como es el cese de usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres.

«Hoy escuchamos atentamente a los trabajadores y ratificamos que no quieren nada regalado. Les hicimos saber que nosotros queremos respetar y garantizar los derechos laborales de todos, para que puedan tener calidad de vida», dijo en la rueda de prensa.

Informó que propondrá ante la Asamblea Nacional una ley de protección para los trabajadores y discutirá sobre las propuestas presentadas por los líderes sindicales, entre las que destaca la convocatoria de un paro escalonado y un paro nacional. Asimismo, aseguró que el Parlamento venezolano sostendrá nuevas reuniones con los sindicatos para avanzar a la transición definitiva.

Guaidó añadió que «hoy la burocracia y nuestros empleados públicos están siendo secuestrados por el régimen. Los obligan a ponerse una camisa de un color porque saben que no tienen gente. Sabemos que vienen días complejos. El que hoy le pone costo a la transición no son los trabajadores públicos, sino quien usurpa funciones. Los empleados públicos, a pesar de que el sueldo no alcanza, siguen ahí trabajando por Venezuela. En este sentido, recordamos que toda autoridad usurpada es nula, por eso todo despido o decisión producto de la persecución es totalmente nulo».

El también presidente de la Asamblea Nacional exhortó a los trabajadores públicos que acudieron al encuentro a difundir desde ahora entre sus compañeros las decisiones emanadas de esta reunión.

«No podemos sucumbir ante las manipulaciones del usurpador. Hago propio su lema: no será suficiente hasta que todas las luchas sean reivindicadas. Sépanlo muy claro, la presión ahora es cuando empieza. No nos vamos a cansar y seguiremos en las calles hasta lograr el cese de la usurpación, el gobierno de transición y las elecciones libres», dijo.

Los cubanos, fuera de los ministerios y el Ejército

Se le preguntó qué piensa hacer sobre los 25.000 cubanos que ocupan cargos en la Administración pública y cómo romper con la influencia cubana en el régimen de Maduro. Guaidó respondió que los profesionales cubanos que deseen quedarse en Venezuela pueden hacer su solicitud, pero en los términos de la legislación laboral venezolana. «No vamos a pagarle un precio por su mano de obra al régimen cubano, que les paga a los trabajadores otro salario inferior y se queda con la mayor parte de lo que les paga Maduro».

Subrayó que los altos cargos en dirección y toma de decisiones en los ministerios y dependencias oficiales ocupados por cubanos tendrán que dejarlos, especialmente en los cargos militares de la FAN y en los cuerpos de seguridad y policiales. «Es inaceptable», señaló, al tiempo que exigió que desocupen esos puestos de inmediato.

También se le preguntó si descartaba una intervención militar extranjera, a lo que respondió que nunca estuvo planteado, porque no quería una guerra en Venezuela.

Para el próximo sábado convocó otra movilización de protestas en todo el país, «vamos muy bien», concluyó.

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

España lidera el segundo caso de curación de VIH del mundo

Enviados tres artefactos explosivos a dos aeropuertos y una estación de tren de Londres