in

El régimen de Maduro oculta la tortura a los presos políticos a la comisión de la ONU

Manifestción denunciado la represión del régimen de Maduro –

El Foro Foro Penal Venezolano califica de «visita turística» el recorrido realizado por las cárceles políticas

En lo que va de año en Venezuela la cifra de presos políticos aumentó a 911 en distintas cárceles del país. Pero con ninguna de esas personas pudo hablar en persona la comisión técnica de las Naciones Unidas (ONU) que se encuentra in situ verificando las denuncias sobre torturas y violación de los derechos humanos.

El director del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero y el coordinador Gonzalo Himiob, dieron hoy una rueda de prensa para denunciar que el régimen de Maduro oculta la verdad sobre los presos políticos a la comisión técnica de la alta comisionada de los derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet.

Y el ocultamiento de la verdad consiste en maquillar y limpiar las tres cárceles en Caracas donde están recluidos al grueso de los 911 presos políticos como la cárcel militar de Ramo Verde, el Helicoide y la Tumba del Sebin (policía política) y los calabozos de la contrainteligencia militar del Dgcim.

Los carceleros del régimen tampoco permiten que los delegados de la ONU se reúnan para hablar individualmente con los presos para conocer los casos de tortura y maltrato, según el protocolo internacional. Esto ha obligado a los presos gritar extra muros para llamar la atención de los delegados cuando pasaban por los pasillos de Ramo Verde donde se concentra la mayoría de los 911 detenidos políticos.

Algo parecido ocurrió en Argentina en 1980 cuando la dictadura de los militares maquilló el ESNA, la Escuela Naval, donde se practicaban torturas crueles e inhumanas a los que pensaban distinto. «Todas las dictaduras, de derecha o de izquierda, practican las mismas torturas», dice Romero.

Pero Romero aclaró que los delegados de la ONU no son «tontos» y están mejor enterados de lo que ocurre en Venezuela. «Les hemos suministrado la lista de todos los presos, caso por caso, y no han podido hablar con ninguno de ellos. En conclusión, que se les ha ocultado la verdad, lo que evidencia que las denuncias son verídicas y no lo contrario, lo que pretende el régimen de que no existen», subraya.

La directiva del Foro Penal considera que la clave de la inspección técnica de la ONU es hablar con los detenidos y si no han podido o si no se les ha permitido la visita detallada a las celdas de los presos quedará como una mera «visita turística» en la que les mostraron solo las «paredes limpias» y escucharon a lo lejos los gritos desesperados y angustiados de los presos.

Romero hizo un recuento de los presos políticos. Hay un total de 911 personas tras las rejas desde enero, de los cuales 124 fueron detenidos en las últimas protestas desde el 21 de febrero por las protestas por la ayuda humanitaria y el apagón del 7 de mayo. Hay 15 detenidos con libertad bajo fianza desde hace más de un año que continúan todavía tras las rejas por retraso en los tribunales.

A la espera de Bachelet

Los delegados de la ONU tienen previsto visitar la frontera de Venezuela con Brasil. Tienen mucho que ver y recorrer en el país.

Los directivos del Foro Penal Venezolano consideran que los delegados de la ONU llevan un extenso material sobre la violación de los derechos humanos en Venezuela. «Pero no sabemos si Bachelet hará lo que digan los técnicos de la visita preliminar», dijo Himiob.

Romero dijo a ABC que no hay un tiempo estipulado para conocer la respuesta de Bachelet y cuándo visitará a Venezuela, si dentro de uno o dos meses. «Los tiempos de la ONU no son los mismos que uno quisiera tener dada la emergencia del país. La ONU puede decretar que sí hay violación de derechos humanos en Venezuela pero depende del régimen si lo va acatar».

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

Julio Borges llama a «liberar» a Venezuela de la «invasión cubana»

Huawei tiene un plan para no saber nada de EEUU